InicioPlantas¡Sigue estos consejos y tu planta vivirá feliz y saludable!

¡Sigue estos consejos y tu planta vivirá feliz y saludable!

Hay algo intrínsecamente satisfactorio en el hecho de que un ser vivo prospere bajo tus cuidados. Los nuevos propietarios de plantas pueden sentirse un poco intimidados ante la perspectiva de mantener su planta de interior feliz y saludable, pero con un poco de atención la mayoría de las plantas prosperan.

Al principio puede parecer un reto, pero una vez que se le coge el tranquillo se convierte en algo natural. La mayoría de las plantas de interior necesitan ser regadas con regularidad, tener suficiente luz y CO2 (si tienes una de ellas) para un crecimiento óptimo. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo cuidar tus plantas de interior.

Consejo 1: riegue su planta con regularidad

La frecuencia con la que riegue su planta depende del tipo de planta, de su suelo y de la mezcla para macetas. El momento de regar la planta depende de lo seca que esté la tierra, no de un calendario. Si tiene una planta con un sistema radicular largo y fibroso, es posible que tenga que regar con menos frecuencia que una planta con un sistema radicular corto.

Cuando riegue su planta de interior, hágalo hasta que la tierra o el medio de cultivo estén completamente húmedos. Puede regar en el fregadero o utilizar una regadera. Lo importante es regar hasta que el medio de cultivo o la tierra estén bien mojados. Esto puede llevar desde unos minutos hasta una hora, dependiendo del tamaño y el tipo de maceta, el medio de cultivo y la presión del agua.

Algunas plantas se adaptan mejor a un riego ligero y frecuente (como las violetas africanas), mientras que otras sólo necesitan ser regadas una vez a la semana o menos (como los hibiscos, las bromelias, los cactus y algunas orquídeas). Cuando empieces, riega tus plantas con más frecuencia hasta que puedas determinar la frecuencia con la que debe regarse cada tipo.

Consejo 2: Asegúrate de añadir algo de fertilizante.

La mayoría de las plantas necesitan abono, aunque hay algunas excepciones. Puedes comprar fertilizante para plantas de interior en tu tienda local de suministros de jardinería, o incluso en una gran tienda. El fertilizante se clasifica por números, y los números corresponden al porcentaje de cada elemento principal que contiene el fertilizante. Por ejemplo, un abono seis-seis-seis contiene un seis por ciento de nitrógeno, un seis por ciento de fosfato y un seis por ciento de potasa. Hay muchas marcas diferentes de abono, y no es necesario que uses la misma marca que tu planta.

Para abonar, añade una pequeña cantidad a la tierra que rodea (no a la planta), riega y ya está. También puedes adquirir un abono de liberación lenta o controlada, que se aplica una vez y luego no tienes que volver a añadir abono durante varios meses. Asegúrate de seguir las instrucciones del envase para utilizarlo correctamente.

Consejo 3: Asegúrate de proporcionar suficiente luz

Si su planta no recibe suficiente luz, se volverá frágil, se estirará hacia la luz y se volverá enjuta. Algunas plantas, como las violetas africanas y muchos cactus, prosperan en condiciones de poca luz. Pero la mayoría de las plantas de interior necesitan mucha luz.

Hay algunas maneras de asegurarse de que su planta de interior recibe suficiente luz:

  •  Traslada tu planta a un lugar más luminoso. Si no hay suficiente luz en su lugar actual, trasládala a un lugar más luminoso, como una ventana que reciba más luz. Si la planta recibe suficiente luz en su lugar actual, trasládala a un lugar más sombreado.
  •  Cambia la posición de tu planta. Esto puede ser muy útil para llegar a las plantas que están lejos de una ventana, como las que están en un estante más alto. La mejor manera de hacerlo es utilizar algo como una pequeña escalera de mano para acercarse a la planta, recolocarla y volver a bajar la escalera.
  •  Añada iluminación suplementaria. Esto puede ser útil para las plantas que están lejos de una ventana, que están a la sombra de un árbol o de una pared vecina, o si la luz de la habitación donde se encuentra la planta es muy tenue. Hay muchos tipos de luces que puedes utilizar para complementar la luz de tus plantas.

Consejo 4: El CO2 también es importante – ¡Sí, lo es!

Las plantas utilizan el CO2 para metabolizar y crear oxígeno como subproducto. Esto ocurre en la fotosíntesis, el proceso por el que las plantas crean su propio alimento. El CO2 no sólo es importante para la salud de tus plantas, sino también para la tuya. Tener CO2 alrededor de tus plantas de interior les ayuda a crecer más rápido y más grande.

Hay generadores de CO2 comerciales que puedes comprar y que crean CO2 y lo liberan en el aire alrededor de tus plantas. Este gas es más pesado que el aire normal, por lo que permanece cerca de la planta, donde es necesario. También puedes utilizar algunos artículos domésticos comunes para generar CO2:

  •  Bolsa de cebada o trigo – Coloca una bolsa de cebada o trigo (mantén la bolsa cerrada) en un armario o cajón cerrado y déjala allí durante unas semanas. El CO2 se acumulará en el espacio.
  •  Patatas – Pon unas cuantas patatas en una bolsa de papel y déjala en un lugar cálido durante unas semanas.

Consejo 5: Mantenimiento semanal

  •  Comprueba la tierra para ver si está seca. Si es necesario, riegue su planta.
  •  Compruebe las hojas de su planta para ver si tienen un aspecto saludable. Algunas plantas, como el filodendro y la planta araña, tienen hojas que pueden tener marcas oscuras, o manchas. Esto es normal y puede tratarse podando las hojas.
  •  Limpie las hojas de su planta con un paño suave o una esponja. Puede hacerlo semanal o quincenalmente. Las plantas como las violetas africanas y las plantas araña pueden limpiarse con más frecuencia que otras plantas de interior.
  •  Revise las hojas de su planta en busca de plagas. Si ves alguna plaga, como cochinillas, cochinillas o pulgones, hay algunas formas de deshacerse de ellas:

Conclusión

La clave para mantener las plantas de interior felices y sanas es regarlas correctamente y con frecuencia, darles suficiente luz y CO2, y limpiarlas regularmente. Los nuevos propietarios de plantas pueden sentirse un poco intimidados ante la perspectiva de mantener su planta de interior feliz, pero con un poco de atención la mayoría de las plantas prosperan.

Siga estos consejos y su planta vivirá feliz y sana.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments