InicioPlantas¿Qué comen las flores? - Alimentación y nutrición de las plantas

¿Qué comen las flores? – Alimentación y nutrición de las plantas

Las flores son las partes más visibles y llamativas de una planta, por lo que no es de extrañar que ocupen el centro del escenario cuando se piensa en la nutrición de las plantas. Sin embargo, una planta es mucho más que sus flores. Las hojas, los tallos, las raíces y otras estucturas secundarias desempeñan su propio e importante papel en el crecimiento y la prosperidad de una planta.

Para crear energía a partir de la luz (fotosíntesis), las plantas también necesitan nitrógeno y otros elementos como fósforo, potasio, azufre y nitrógeno. ¿Pero cómo obtienen las plantas estos nutrientes? No siempre es tan sencillo como encontrar un manzano o un arbusto de arándanos en el bosque…

Hay algunas plantas que pueden comer animales (por ejemplo, las plantas carnívoras), mientras que otras obtienen sus minerales directamente del suelo en lugar de a través de las hojas (por ejemplo, los vegetales de raíz como las zanahorias). El mismo principio se aplica también a la alimentación de los animales.

¿Qué comen las flores?

Las flores necesitan macroelementos y oligoelementos esenciales para mantenerse sanas y producir frutos y verduras. Son el nitrógeno, el fósforo, el potasio, el azufre, el magnesio, el calcio, el hierro, el zinc, el boro, el manganeso y el cobre.

Es importante asegurarse de que el suelo tiene suficientes nutrientes y no es demasiado ácido. El pH del suelo debe estar entre 6,5 y 7,5. Si el suelo es demasiado ácido, el calcio y otros nutrientes están menos disponibles para las plantas. El pH puede ajustarse con cal, ceniza de madera u otros materiales.

Los elementos más comunes se encuentran en todos los suelos. Sin embargo, no siempre están en la proporción adecuada o en una forma que las plantas puedan absorber fácilmente.

¿Qué elementos son esenciales para el crecimiento de las plantas?

El nitrógeno es uno de los nutrientes más importantes para el crecimiento de las plantas. Es necesario para la clorofila, responsable de la fotosíntesis. Este proceso convierte la energía de la luz en energía química que puede ser utilizada por las plantas para su crecimiento y desarrollo.

El nitrógeno es normalmente el factor limitante del crecimiento de las plantas, ya que es el que se necesita en mayor cantidad en los tejidos vegetales. Sin embargo, también es el elemento que se suministra más fácilmente a la planta. Cuando se cultivan en el suelo, las plantas también toman el nitrógeno del suelo.

El fósforo desempeña un papel importante en la formación de sistemas radiculares fuertes, así como en la producción de flores y semillas. El fósforo es esencial para la fotosíntesis. Una planta sana tiene un color verde oscuro, lo que indica que contiene mucha clorofila.

El potasio se encuentra en grandes cantidades en los tallos y las hojas de las plantas. Desempeña un papel importante en la fotosíntesis y en el equilibrio hídrico de la planta. El potasio es un elemento importante para regular la cantidad de agua que toman las plantas. También es importante para la cantidad de carbohidratos que producen las plantas.

El azufre aumenta el contenido de proteínas de las plantas, lo que es especialmente importante para las legumbres. El azufre también es necesario para la formación de aminoácidos que son esenciales para el crecimiento de las plantas.

El magnesio se utiliza en la producción de semillas y en la formación de hidratos de carbono.

El calcio es importante en la pared celular de las plantas. Desempeña un papel especialmente importante en la formación del sistema radicular. También desempeña un papel importante en la producción de flores y frutos. El calcio es necesario para regular la cantidad de nitrógeno que toman las plantas.

El hierro es necesario para la formación de clorofila y para la formación de proteínas y otras sustancias en la planta. Otro papel importante que desempeña el hierro es el de combinarse con ciertas sustancias y formar compuestos que no son solubles en el agua. Esto evita que estas sustancias se filtren del suelo a las fuentes de agua cercanas.

El zinc es necesario para la formación de clorofila y proteínas.

El boro es esencial para el buen funcionamiento de las células vegetales. También es importante para la formación de azúcares y almidones.

El manganeso es necesario para la formación de clorofila y para el crecimiento de las raíces.

El cobre es necesario para la formación de enzimas que intervienen en el proceso de fotosíntesis.

¿Cómo obtienen las plantas su alimento?

Las plantas absorben sus nutrientes a través del suelo, el aire y el agua. En el suelo, hay dos tipos principales de nutrientes: cationes y aniones.

Los cationes son componentes con carga positiva. Son alcalinos e incluyen el potasio, el calcio, el magnesio y el sodio. Pueden encontrarse en suelos orgánicos y minerales. Los aniones son componentes con carga negativa. Son ácidos e incluyen azufre y fósforo. Sólo se encuentran en los suelos orgánicos.

Las plantas pueden absorber los nutrientes a través de sus hojas, raíces y otros órganos. Algunas plantas tienen estructuras especiales que les permiten absorber los nutrientes directamente del aire.

Plantas que se alimentan de animales

Las trampas para moscas de Venus tienen hojas modificadas con pelos desencadenantes en su interior. Cuando los insectos y las arañas tocan los pelos desencadenantes, las hojas se cierran rápidamente, atrapando a las desprevenidas víctimas en su interior. Los insectos son digeridos por la planta. Las plantas jarro son plantas carnívoras que atraen a los insectos a su interior para que se ahoguen en sus jarras llenas de líquido. Las droseras atrapan a sus presas en sustancias pegajosas.

El heliotropo utiliza un aroma dulce para atraer a los insectos, que quedan atrapados en el interior de la flor. Sin embargo, estas plantas no digieren a los insectos. En su lugar, dependen de otras especies de plantas que visitan sus flores para recoger los cuerpos de los insectos.

Plantas que se alimentan de los nutrientes del suelo

Las leguminosas son un tipo de planta que forma una relación simbiótica con unas bacterias que habitan en el suelo llamadas rizobios. Estas bacterias convierten el nitrógeno atmosférico (N 2 ) en amoníaco (NH 3 ) que la planta puede utilizar. Las legumbres se utilizan a menudo como abono verde, ya que añaden nitrógeno al suelo.

Las bacterias fijadoras de nitrógeno también se encuentran en el suelo sin la ayuda de las legumbres. Algunas plantas, como los cereales, tienen nódulos en sus raíces donde pueden obtener nitrógeno de estas bacterias. El ruibarbo tiene hojas grandes que pueden utilizarse para alimentar a cerdos y vacas.

Resumen

Las flores también tienen que comer, pero su dieta es bastante diferente a la nuestra. Las flores se alimentan de dióxido de carbono, agua y minerales, mientras que nosotros necesitamos proteínas, grasas e hidratos de carbono. Las plantas obtienen sus nutrientes del suelo de muchas maneras. Algunas plantas forman relaciones simbióticas con bacterias u hongos para fabricar abono para las plantas. Otras dependen de animales como los insectos que son comidos por otras plantas. Otras plantas obtienen sus nutrientes del suelo directamente.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments