InicioPlantasLas 5 funciones de las plantas

Las 5 funciones de las plantas

Ya sabes que las plantas verdes son buenas para ti, pero ¿sabes por qué son tan buenas? Las plantas tienen tantos beneficios que parece que deben tener poderes mágicos. Limpian el aire, reducen el estrés e incluso alivian los síntomas de la depresión. Pero, ¿cómo consiguen las plantas hacer todas estas cosas… y más?
Ahí es donde entran las funciones de las plantas.
Las plantas desempeñan varias funciones diferentes que les permiten beneficiar a los humanos de muchas maneras. Cada una de estas funciones es esencial para que una planta crezca y prospere, y cuando se utiliza correctamente puede hacer que su estilo de vida vegetal sea aún más beneficioso. Las 5 funciones principales de las plantas son:

Defensa

La primera función de las plantas es la defensa. Es la capacidad de una planta para defenderse. La forma más común en que las plantas se defienden de los insectos, las plagas y otros peligros es mediante la producción de sustancias químicas tóxicas llamadas fitoquímicas. El fitoquímico más famoso es probablemente la cafeína, que es el principal ingrediente activo del café. Otros fitoquímicos de las plantas son menos evidentes. Muchas plantas almacenan sus aceites esenciales en glándulas alrededor de las hojas. Esto es lo que da a las plantas sus fuertes y distintivos olores.

Muchas plantas también utilizan toxinas como defensa contra los animales que pastan. Esto puede ser problemático para los humanos que comen grandes cantidades de estas plantas, ya sea directa o indirectamente, ya que las toxinas pueden acumularse en el cuerpo y causar efectos adversos. Por ejemplo, algunas judías pueden ser tan peligrosas para la salud humana que a veces se las denomina «i-municiones de pulso».

Reproducción

La segunda función de las plantas es la reproducción, la capacidad de una planta para producir descendencia. Las plantas suelen reproducirse mediante semillas. Algunas plantas producen frutos que atraen a los animales, que se comen los frutos y luego dispersan las semillas. Este es un ejemplo de polinización asistida por animales.

Las plantas también utilizan la polinización como función reproductiva. La polinización se produce cuando una planta transfiere el polen de una parte de sí misma a otra, normalmente para fertilizar otra planta. La polinización es lo que permite a las plantas producir frutos y semillas. En el caso de la mayoría de los frutos, las plantas tienen flores especiales, llamadas flores, para facilitar la polinización.

Crecimiento

La tercera función de las plantas es el crecimiento. Se refiere a la capacidad de las plantas de aumentar de tamaño, tanto en altura como en anchura. Para crecer, las plantas deben tomar mucha agua y nutrientes del suelo a través de sus raíces, y energía lumínica del sol a través de sus hojas. La cantidad de agua y luz que reciba una planta determinará su tamaño.

Los diferentes tipos de plantas crecen mejor en diferentes climas. Algunas plantas se pueden cultivar en interiores, pero otras sólo prosperan en condiciones exteriores. El crecimiento de las plantas puede verse influido por muchos factores. Por ejemplo, las diferentes temperaturas pueden afectar a la rapidez o lentitud con que crece una planta. El exceso o la falta de agua también influyen en el crecimiento de las plantas.

Nutrición

La cuarta función de las plantas es la nutrición. Se refiere a la capacidad de las plantas para proporcionar a los humanos alimentos, ya sea directa o indirectamente. Muchas plantas son comestibles y pueden consumirse directamente. Algunas plantas, como las judías y los cacahuetes, suelen consumirse indirectamente.

Algunas plantas tienen propiedades especiales que las hacen especialmente nutritivas. Estas plantas, como el brócoli y los arándanos, se denominan a veces superalimentos. Muchos superalimentos son bayas, siendo el arándano uno de los más famosos.

Almacenamiento

La quinta función de las plantas es el almacenamiento. Se trata de la capacidad de algunas plantas de producir grandes cantidades de energía en sus hojas y raíces. La energía puede almacenarse en forma de grasas, aceites y azúcares. Este tipo de almacenamiento también es utilizado por los humanos para almacenar alimentos a largo plazo.

El ejemplo más famoso de almacenamiento es lo que ocurre durante los meses de otoño en ciertos tipos de plantas. Durante el otoño, algunas plantas, como la del cacahuete, producen muchas hojas, flores y frutos para que puedan servir de alimento a la planta durante los fríos meses de invierno. Por eso, en otoño se ven muchas plantas con un aspecto muy diferente al de la primavera o el verano. Es como si estuvieran almacenando energía para el invierno.

Conclusión

A estas alturas, deberías tener una idea mucho más clara de cuáles son las 5 funciones de las plantas. Cada función es esencial para que una planta crezca y prospere. Si se utilizan correctamente, pueden hacer que su estilo de vida vegetal sea aún más beneficioso. Si te has preguntado cómo benefician las plantas a los humanos, ahora tienes la respuesta.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments