InicioPlantas¿Cómo se dividen las plantas con flores? - Aprende sobre la división...

¿Cómo se dividen las plantas con flores? – Aprende sobre la división de plantas con flores

Las flores son un componente esencial de todas las plantas. Todas las plantas son o bien plantas con flor o bien plantas sin flor, también conocidas como gimnospermas y angiospermas. La división entre estos dos tipos se basa en sus flores y semillas.
Si miras de cerca un árbol en otoño, verás que sus hojas cambian de color, pasando del verde al rojo, amarillo y naranja. Estos colores otoñales son provocados por las temperaturas más frías y los días más cortos.

A medida que las horas de luz se acortan, el árbol percibe que ha llegado el momento de prepararse para el invierno almacenando azúcar en el interior de sus hojas para que le sirva de alimento cuando no haya luz solar disponible para producir azúcar mediante la fotosíntesis, el proceso de utilizar la energía lumínica de la luz solar para producir azúcares (y por tanto energía) mediante la fotosíntesis en los meses de primavera y verano. Una vez almacenado el azúcar, el árbol deja de producirlo, lo que provoca cambios en los pigmentos que dan lugar a los bellos rojos, naranjas y amarillos de las hojas.

¿Qué son las plantas con flor?

Las flores son los órganos reproductores de las plantas con flor. El término «flor» puede referirse a toda la planta, a partes específicas de la planta o a una sola flor de una planta. La función de la flor es producir y contener semillas para la siguiente generación, completando así el ciclo de la vida.

El ciclo vital de una flor comienza cuando su estambre libera un óvulo de su antera (la parte del estambre que produce el polen). El polen viaja entonces a los estigmas de la flor, donde intentará fecundar el óvulo. Si tiene éxito, esta fecundación desencadena el desarrollo de un fruto, que es en realidad el ovario de la flor. Una vez que el ovario madura, se llena de semillas y cae al suelo.

¿Cómo se clasifican las plantas con flores?

Las plantas con flores se dividen en dos grupos en función de la disposición de los órganos de la flor. Estos dos grupos son las monocotiledóneas y las dicotiledóneas (también conocidas como eudicotas).

  • Monocotiledóneas: Las plantas con un solo cotiledón se conocen como monocotiledóneas. Este término se deriva del hecho de que la única hoja de la semilla de este tipo de plantas suele estar plegada como un «cotiledón«, la primera hoja que emerge de la semilla.
  • Dicotiledóneas: Las plantas con dos cotiledones se llaman dicotiledóneas. Los cotiledones son las primeras hojas que emergen de la semilla. Las dicotiledóneas suelen tener varios pétalos y sépalos. Los pétalos son las partes coloridas de la flor que atraen a los polinizadores. Los sépalos son las partes verdes o a veces coloreadas que protegen la flor antes de que se abra.

Características de las plantas con flores

Las flores son los órganos reproductores de las plantas con flores. El término «flor» puede referirse a toda la planta, a partes específicas de la planta o a una sola flor de una planta. La función de la flor es producir y contener semillas para la siguiente generación, completando así el ciclo de la vida.

Las plantas con flores tienen un ciclo vital que comienza con la producción de flores. El crecimiento de una planta con flores se produce en tres fases: la fase embrionaria o germinativa, la fase vegetativa y la fase reproductiva.

  • Fase embrionaria: Esta fase comienza cuando el grano de polen de un óvulo, que es la célula reproductora masculina de una planta con flores, entra en contacto con el ovario, que es el órgano reproductor femenino de una planta con flores. El grano de polen desciende por el estigma, que es la abertura del ovario que se utiliza para recibir el polen, y entra en el ovario. A continuación, el grano de polen desciende por el estilo, que es la estructura en forma de tubo que las flores utilizan para transportar el polen, y llega a un óvulo, donde el grano de polen se fusiona con el óvulo. Esta fusión hace que el óvulo se hinche.
  • Fase vegetativa: El óvulo que se hinchó con el grano de polen durante la fase embrionaria, se transforma en una semilla y crece hasta convertirse en una plántula. Durante esta fase, los pétalos de la flor y otros órganos reproductores, como el estambre y el estigma, siguen creciendo. Una vez que la flor ha madurado, produce semillas, que son los productos maduros de las plantas con flores.
  • Fase reproductiva: Las semillas producidas durante la fase vegetativa están listas para ser dispersadas en la fase reproductiva. En muchas plantas con flor, una vez que las semillas se han desarrollado, caen de la flor al suelo. En algunas plantas, las semillas permanecen en la flor hasta que ésta muere de forma natural.

Angiospermas

Las plantas con flor, o angiospermas, han evolucionado desde finales del Cretácico. De hecho, se cree que las plantas con flores aparecieron por primera vez hace casi 130 millones de años, más o menos cuando los dinosaurios aparecieron en la Tierra.

Las angiospermas se dividen en dos subgrupos: monocotiledóneas y dicotiledóneas. Las monocotiledóneas tienen un solo cotiledón, o primera hoja, en su semilla. Las dicotiledóneas tienen dos cotiledones. La estructura de la flor de una angiosperma es diferente de la de una gimnosperma. Tiene un eje central con uno o más verticilos de partes florales.

Gimnospermas

Las gimnospermas son plantas sin flor que no producen semillas dentro de un fruto. El término «gimnosperma» se refiere a «semillas desnudas». Las semillas no están protegidas como las de las angiospermas, sino que están abiertas al medio ambiente. Las gimnospermas, al igual que las plantas con flor, producen sus semillas dentro de un óvulo. Sin embargo, a diferencia de las plantas con flor, las gimnospermas no producen un fruto. Las gimnospermas son el grupo de plantas más antiguo de la Tierra.

Resumen

Las flores son los órganos reproductores de las plantas con flor. El término «flor» puede referirse a toda la planta, a porciones específicas de la planta o a una sola flor de una planta. La función de la flor es producir y contener semillas para la siguiente generación, completando así el ciclo de la vida.

Las plantas con flores tienen un ciclo vital que comienza con la producción de flores. El crecimiento de una planta con flores se produce en tres fases: la fase embrionaria o germinativa, la fase vegetativa y la fase reproductiva.

Durante la fase embrionaria, el grano de polen de un óvulo, que es la célula reproductora masculina de una planta con flores, entra en contacto con el ovario, que es el órgano reproductor femenino de una planta con flores. El grano de polen desciende por el estigma, que es la abertura del ovario que se utiliza para recibir el polen, y llega al ovario.

A continuación, el grano de polen desciende por el estilo, que es la estructura en forma de tubo que las flores utilizan para transportar el polen, y llega a un óvulo, donde el grano de polen se fusiona con el óvulo. Esta fusión hace que el óvulo se hinche.

Una vez que el óvulo madura, se llena de semillas y cae al suelo. Durante la fase vegetativa, el óvulo que se hinchó con el grano de polen durante la fase embrionaria se transforma en una semilla y crece hasta convertirse en una plántula. Durante esta fase, los pétalos de la flor y otros órganos reproductores, como el estambre y el estigma, siguen creciendo.

Una vez que la flor ha madurado, produce semillas, que son los productos maduros de las plantas con flores. Las semillas producidas durante la fase vegetativa están listas para ser dispersadas en la fase reproductiva. En muchas plantas con flor, una vez que las semillas se han desarrollado, caen de la flor al suelo. En algunas plantas, las semillas permanecen en la flor hasta que ésta muere de forma natural.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments